Equipo

Olga Olmedo

Olga Olmedo

Profesora

Me encanta aprender y como me encanta aprender me interesé en enseñar. ¿Enseñar? o ¿hacer que aprendan? Todo es cuestión de perspectiva. He vivido en diferentes países y en ciudades muy grandes, como París, Londres, Barcelona y Vancouver. Pero las ciudades que me han permitido ser lo que soy hoy son Toulouse y Málaga. No puedo decir que mi carrera haya sido lineal, pero si que ha sido muy enriquecedora y sigue siéndolo actualmente en la Alianza Francesa de Málaga. La ciudad rosa de Nougaro me permitió realizar mis estudios en Comercio Internacional y en Lingüística.

Los profesores del Máster en Enseñanza de Francés Lengua Extranjera de la Universidad Jean Jaurès me ayudaron a reafirmar mi pasión. Impartí clases en la Cruz Roja de Toulouse a inmigrantes y refugiados políticos, donde me di cuenta de que no sólo enseñaba el idioma, sino que me había convertido en un puente entre esas personas y la sociedad en la que vivían. Enseñé en la Universidad a jóvenes de todo el mundo que llegaban llenos de ilusión e ideas preconcebidas. Asiáticos, latinos, africanos, norteamericanos, europeos, todos reunidos con el mismo fin: aprender el idioma, pero también aprender más acerca de la cultura francesa.

También he formado en el ámbito profesional a personas con perfiles muy diversos. Francés con objetivos específicos: hostelería y restauración, comercio internacional y servicios a la persona entre otros. En Canadá, además de a adultos, enseñé a niños y adolescentes. Desde entonces, los juegos y las canciones se multiplicaron en mis clases. En Málaga, sigo transmitiendo mi pasión en clase para que mis estudiantes no sólo aprendan la lengua de Molière, sino también los aspectos socioculturales. En clase, pongo especial hincapié en la comunicación oral y la pronunciación utilizando técnicas de corrección fonética, porque un idioma, ante todo, se habla.