En este artículo hablamos de… , ,

Con una puesta en escena muy particular, el debut de Hubert Charuel se abre paso entre el drama social y el thriller psicológico.

El debut del director francés formó parte de la Sección Oficial del XXIII Festival de Cine Francés y Francófono de Málaga en 2017. Tras su exitoso preestreno , la cinta se alzó ganadora con el Premio del Público. Un año después llega a las pantallas españolas.

El medio rural ha sido escenario de numerosas películas francesas en los últimos años. Cintas como La ritournelle (2014) de Marc Fitoussi, Médecin de campagne (2016) de Thomas Lilti o Ce qui nous lie (2017) de Cédric Klapisch se desarrollan en amplios entornos naturales que, al igual que en el primer largo de Charuel, son tan protagonistas en las películas como los propios personajes. La tierra, el campo, los animales… son elementos con la capacidad de generar algo parecido a la nostalgia en los espectadores y de convertir casi en utopía la vida agreste.

La combinación de drama naturalista y thriller estaba ahí desde el principio. – Hubert Charuel

En el caso de Petit Paysan (Un héroe singular en España), opera prima del realizador francés, la utopía pronto se torna en algo más cercano a la pesadilla. La película cuenta la historia de Pierre, un joven y solitario ganadero, interpretado magistralmente por Swann Arlaud, cuya existencia gira exclusivamente en torno a sus vacas. Pronto verá su apacible rutina interrumpida al descubrir que una de sus reses está infectada por la letal fiebre hemorrágica dorsal (FHD), epidemia que se extiende irremediablemente por toda Francia. La angustia se apodera del granjero de forma obsesiva. Pierre se verá sobrepasado por las circunstancias y cruzará violentamente algunos límites a pesar de la sensatez que muestra como contrapunto su hermana veterinaria Pascale, a quien da vida la actriz Sara Giraudeau.

Petit Paysan se alzó con tres premios Cesar en 2017: mejor opera prima, mejor actor para Swann Arlaud y mejor actriz secundaria para Sara Giraudeau.

El filme, ganador de tres premios Cesar de la Academia Francesa (mejor opera prima, mejor actor y mejor actriz secundaria) no se desarrolla en una granja cualquiera, sino en la granja de la familia Charuel, donde el cineasta creció y trabajó rodeado de vacas. De hecho, los propios padres del realizador aparecen como personajes en la película. Con todos estos elementos que tan bien conoce, el cineasta nos ofrece un drama rural cargado de suspense, con cierto aire documental, en el que vemos la desesperación y la decadencia de un hombre solitario abocado a perder su medio de vida. “La combinación de drama naturalista y thriller estaba ahí desde el principio”, explicaba el director a la prensa. “Lo que surgió después, al escribir, fue la configuración más concreta del personaje de Pierre como héroe asesino”.

Con este pequeño campesino Charuel ha recolectado tanto críticas positivas como negativas. Sin embargo, nadie querría perderse la evolución de una carrera cinematográfica que acaba de despegar y que seguro dará mucho de qué hablar en el futuro. Hasta entonces podemos perdernos en la granja de Pierre con sus vacas y desconectar, al menos durante 90 minutos, del ruidoso asfalto y de todo lo urbano.

 

La cinta se estrenó el pasado 11 de octubre en España junto con Climax, del controvertido Gaspar Noé, que resultó premiada como mejor película en la reciente edición del Festival de Sitges.