En este artículo hablamos de… , , , ,

La provincia canadiense ha visto nacer y crecer a grandes personalidades del mundo del celuloide que gozan de éxito internacional como Jason Reitman (Juno), Jean-Marc Vallée (Dallas buyers club) o Denis Villeneuve (Blade runner 2049). El cine quebequés está en su mejor momento y sus autores, que no son pocos, arrasan en el circuito independiente de los festivales de cine.

Siendo Xavier Dolan uno de los exponentes principales del cine de autor de Québec no es, en absoluto, el único. Sin ir más lejos, la directora Sophie Dupuis representará a Canadá en la categoría de mejor película en idioma extranjero en los Oscars de 2019 con la cinta Chien de garde. El filme relata la vida de JP, que se encuentra desesperado por culpa de sus complicadas relaciones familiares y de su trabajo en el cártel de droga de su tío. El drama forma parte, además, de la Sección Oficial Francófona de la nueva edición del Festival de Cine Francés y Francófono de Málaga que organiza la Alianza Francesa.

Chien de garde, que representa a Canadá en los Oscars, está presente en la programación del Festival de Cine Francés y Francófono de Málaga.

Pero Chien de Garde no es el único preestreno canadiense del Festival. Charlotte a du fun, de la directora Sophie Lorain estará también en la Sección Oficial. La cinta, que obtuvo cuatro nominaciones en la pasada edición del Festival de Angulema, cuenta, en un elegante blanco y negro, cómo la adolescente Charlotte, con el corazón roto, explora su identidad a través de su sexualidad y sus nuevas amistades.

Los realizadores quebequenses, imparables, continúan acaparando las pantallas españolas. La Sección oficial de la Seminci de Valladolid cuenta también con dos preestrenos. Por un lado, el del veterano Denys Arcand, que se hizo con un Oscar en 2004 por Les invasions barbares (donde actuó, precisamente, Sophie Lorain), presenta el largometraje La Chute de l’empire américain en el que un repartidor con vocación de filósofo se ve envuelto en un atraco que acaba bastante mal. Por otra parte, el director Philippe Lesage presenta Gènese, un filme donde tres adolescentes son sacudidos por el primer amor.

No hay duda de que una nueva generación de realizadores está renovando el lenguaje cinematográfico a través de películas cargadas de identidad y cierto aire intelectual en las que, a menudo, la denuncia social está presente. Se trata, además, de un proceso casi simbiótico: estos jóvenes talentos dirigen a Québec hacia lo cosmopolita; se nutren de la cultura de la ciudad y, al mismo tiempo, la transforman. Algo grande está pasando al otro lado del Atlántico y nosotros como espectadores, una vez más, tenemos la oportunidad de ser testigos de ello a través del Cine.