En este artículo hablamos de… ,

En el centro penitenciario de Rennes un grupo de presas de larga duración produce una revista para mujeres que no se parece en nada a las demás. Se trata de Citad’elles, un proyecto único en Europa.

Citad’elles es mucho más que una revista. De hecho, siendo un producto editorial cuidado y elaborado con gusto, la revista en sí es el resultado de un plan mucho más ambicioso: dar voz a un grupo de presas de larga duración.

Se encuentran internas en el centro penitenciario de Rennes, capital de la provincia de Bretaña, en el noroeste de Francia. Con la ayuda de diseñadores gráficos y periodistas independientes, un nuevo número de Citad’elles sale cada tres meses desde septiembre de 2012 (y no ha dejado de recibir premios desde entonces).

Una revista como ninguna otra

Citad’elles no es un simple periódico de la prisión hecho para matar el tiempo o tener a las internas entretenidas. Es una revista trimestral de calidad profesional de 52 páginas y 600 copias que se distribuye únicamente en la prisión de Rennes y en otras instituciones penitenciarias del oeste del país. Para el público general está disponible online en su página web, donde se pueden leer todos los números de manera gratuita.

Las internas se convierten en redactoras y se expresan con total libertad profundizando en temas que les preocupan, desde la falta de recursos destinados a la reinserción social y el salario digno en prisión, hasta el virus del papiloma humano o las teorías de la conspiración.

Lo cierto es que a través de la revista transmiten consejos o ideas al resto de mujeres en la prisión e incentivan el sentimiento de identidad y de pertenencia a un colectivo que, con proyectos de este tipo, deja de estar silenciado.

Les Établissements Bollec

Un proyecto artístico y cultural como este, que implica plena libertad creativa para sus editores, es todo un aliciente. Cualquier persona con inquietudes creativas agradecería poder desarrollar sus habilidades de expresión literaria y gráfica sin limitaciones ni restricciones de ningún tipo.

Detrás de Citad’elles está la asociación sin ánimo de lucro Les Etablissements Bollec en Rennes, un colectivo de diseñadores, ilustradores, escritores y profesionales de la prensa creado en 2005. Desde su inicio, este colectivo ha puesto sus habilidades al servicio de la sociedad ofreciendo un enfoque poco convencional, aunque muy alegre, para el dibujo, los gráficos, los cómics o el periodismo. Además imparten talleres, organizan exposiciones itinerantes y ofrecen módulos formativos. Todo ello con una filosofía basada en los principios de la educación popular, el «hacer juntos» y el compartir conocimiento.

Acción formativa

Pero el equipo de Les Établissements Bollec no deja a las redactoras solas ante el peligro. Existe toda una acción formativa y un asesoramiento previo a cada número de Citad’elles.

Las internas asisten a talleres de redacción periodística, de animación y de revisión y corrección de artículos. Por otra parte, un profesor de lengua francesa se encarga de la corrección ortográfica y de estilo para que el texto llegue a imprenta sin fallos que puedan desviar la atención de su intención original.

Pero esta no es la única motivación que reciben las redactoras (que, por cierto, no tienen conexión a Internet). La asociación también las pone en contacto con otros medios y periodistas o con personajes públicos para que puedan documentarse o incluso entrevistar a alguien en concreto. Fue el caso de la ministra Nicole Belloubet que acudió al centro penitenciario recientemente para que las presas pudieran entrevistarla y publicar el resultado del encuentro en el siguiente número de la revista.

Citad’elles, le documentaire

En la web oficial de este proyecto se pueden encontrar los episodios de un documental que Pierre-François Lebrun dirigió sobre Citad’elles en 2017 titulado Feuilles Libres. Al realizador le llamó la atención la indiscutible calidad de la revista, su diseño e ilustraciones, pero sobre todo, la diversidad de temas y la complejidad de los textos.

Encontramos en Citad’elles lo que encontramos en una revista clásica femenina, pero también nos topamos con una dimensión más seria, un alma extra, relacionada directamente con el contexto de su creación.Pierre-François Lebrun

No obstante, la existencia de esta publicación está siempre sujeta a un continuo debate entre la opinión pública y entre los partidos políticos que pertenecen a corrientes contrarias. ¿Por qué dar voz a personas encarceladas que han cometido delitos o crímenes?, se preguntaba la periodista Ana Fuentes en su columna de opinión en El País hace unos días. En ella compartía la respuesta que le dio una de las fundadoras de Citad’elles, la periodista Audrey Guiller: aunque hayan cometido crímenes repugnantes, esa gente algún día deberá reinsertarse.