En este artículo hablamos de…,

Llega el dos de febrero, y con el la Chandeleur, o, como la llamamos en España, la Candelaria

Esta fiesta de naturaleza católica y origen pagano se celebra en diversas zonas de Europa y América del Sur. Según la tradición católica, la fiesta de la Candelaria celebra el reconocimiento del Niño Jesús como luz del mundo y la purificación de la Virgen María.

Según la tradición pagana, simboliza el comienzo de los días más cortos y la aproximación de la primavera. Y según la Chandeleur, en Francia, Bélgica y Suiza, simboliza crêpes.

Es broma. En Francia, la fiesta de la Candelaria también tiene un significado católico superpuesto a un origen pagano. Sí es cierto que se celebra el advenimiento de la primavera o del Niño Jesús comiendo crêpes.

El origen de esta peculiar tradición se remonta, por lo visto, al papa Gelasio I, quien, en el siglo V, suprimió la fiesta pagana de las Lupercalias para sustituirlas por el culto a la Virgen María. Para consolidar los cambios culturales, mandó repartir crêpes entre los peregrinos que llegasen a Roma para unirse a las nuevas festividades.

La fiesta de la chandeleur se celebra comiendo crepes

Además, era también una forma de librarse del superávit de trigo antes de que empezase la siguiente cosecha, a través de una receta rápida y muy fácil de hacer. Hay quien dice que la forma redonda de los crêpes es también una alegoría del disco solar, que empieza a hacer recorridos cada vez más altos conforme el solsticio de invierno queda atrás y el equinoccio primaveral se acerca.

Una fiesta deliciosa

Con el paso de los siglos, comer crêpes para celebrar las Lupercalias / Candelarias se consolidó como tradición en la Europa francófona, y se perdió en el resto.

Hoy en día, en numerosos hogares de Francia, Bélgica y Suiza se celebra la Chandeleur sin connotaciones religiosas. Es un -delicioso- momento de unión familiar, en el que también se acostumbra a encender velas y luces por toda la casa para despedir al invierno y e invocar a la primavera, que ya está a la vuelta de la esquina.

En este recetario de nuestros alumnos, encontrarás una receta de los crêpes clásicos franceses. Puedes probar a realizar tu propia versión, ya que si algo tienen de bueno los crêpes es que admiten casi todo lo que se te ocurra: dulce, salado, amargo…

Prueba lo que se te ocurra, y cuéntanos cómo te ha ido. ¡Feliz Chandeleur!

La fiesta sincrética de La Chandeleur marca la mitad del camino entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera