En este artículo hablamos de…, ,

Un repaso por el cine francés con las películas para el verano que más refrescan.

Las tardes estivales son largas y están pensadas para desconectar entre chapuzones y siestas. Las vacaciones, tan esperadas y merecidas, llegan siempre con numerosas propuestas de ocio y es buen momento para ponernos al día con aquellos disfrutes que siempre dejamos para «cuando tengamos más tiempo». El cine siempre es un buen aliado y ahora que por fin le podemos dedicar horas y energía, os proponemos un repaso por seis películas para el verano con acento francés.

películas para el verano -

Pauline en la playa

El cine que transcurre en escenarios puramente estivales siempre tiene un enorme componente nostálgico. Esto se acentúa cuando la historia nos la cuenta Eric Rohmer, uno de los grandes de la Nouvelle Vague. Pauline en la playa (Pauline à la plage, 1983) es una joya de la nueva ola ambientada en las playas de la Bretaña francesa.

A modo de vodevil encantador conocemos a la quinceañera Pauline (Amanda Langlet), que pasa sus vacaciones con su prima Marion (Arielle Dombasle), quien pronto llamará la atención de Henri (Féodor Atkine) y Pierre (Pascal Greggory), un antiguo amigo que lo pasará fatal advirtiendo a Marion sobre sus malas elecciones. Los celos y el engaño son la clave de este triángulo amoroso al que Pauline asiste como mera espectadora mientras ella misma conoce a un chico en la playa que también se verá enredado por este peculiar trío. Es inevitable que al ver a Pauline sintamos añoranza por esos días veraniegos de nuestra adolescencia.

La piscina

Porque el verano no solo sucede en las playas, añadimos en esta lista de títulos una de las películas de más éxito de la carrera de Alain Delon. Jacques Deray estrenó Le piscine en 1969, un thriller psicológico firmado por el guionista Jean-Claude Carrière, gran colaborador de Luis Buñuel.

Este oscuro filme cuenta la historia de una pareja formada por Jean-Paul (Delon) y Marianne (Romy Schneider), que disfrutan de unas pasionales vacaciones en una casa de campo en St. Tropez, en la Costa Azul. Todo marcha de manera tranquila hasta que Marianne invita a su antiguo amante Harry (Maurice Ronet) y a su hija Penélope (Jane Birkin) de 18 años para que pasen unos días con ellos. A fuego lento la tensión entre los cuatro personajes va aumentando hasta que una atmósfera cargada de celos, miradas y sospechas desembocará inevitablemente en tragedia.

películas para el verano

Un verano en la Bretaña

Esta película de verano dirigida por Jean-Loup Hubert en 1987 resultó ser una de las comedias más exitosas de la década de los 80. Bajo el título original Le grand chemin y con más de 3 millones de espectadores en Francia, la cinta arrasó en los Premios César consiguiendo hasta 5 premios, incluyendo el de Mejor Guión, Mejor Dirección y Mejor Película, galardón que también recibió en el Festival de Montreal.

En ella conocemos a Louis (Antoine Hubert), un niño de 9 años que deja temporalmente a su madre para pasar los largos días de verano en un pueblecito de la Bretaña francesa junto a una amiga de su madre y su marido. Allí, Louis conocerá a la adorable Martine (Vanessa Guedj), una niña de 10 años que le enseñará grandes cosas de la vida, incluyendo el significado del amor y del desamor a través de la relación de los adultos.

Les combattants

Damos un salto hacia películas para el verano más recientes. Les combattants es una comedia romántica dirigida por Thomas Cailley en 2014, año en el que recibió numerosas nominaciones y premios en los festivales de cine más prestigiosos, entre los que destaca el FIPRESCI de la Quincena de los realizadores de Cannes y el de Mejor Ópera Prima en los César.

Considerada una rara avis adorable, la cinta nos lleva a la pequeña localidad de Landas, en Aquitania, para asistir al verano del joven Arnaud (Kévin Azaïs). Cargado de obligaciones al tener que ocuparse del negocio familiar, todo indica que le espera un verano aburrido más hasta que conoce a Madeleine (Adèle Haenel), una chica obsesionada con el fin del mundo, la supervivencia y los comandos de élite militar. Mientras Arnaud la sigue con calma a todas partes, ella solo piensa en hacer el curso para entrar en el ejército. Por supuesto esta es una historia de amor, pero sobre todo es un canto a la libertad juvenil.

Lolo

Todos recordamos a July Delpy como Céline, la estudiante francesa que charla apasionadamente con un joven Ethan Hawke en la mítica trilogía de Richard Linklater. Sin embargo, la actriz también cuenta con una trayectoria interesante como directora de cine. En 2016 estrenó Lolo, su cinta más sólida hasta la fecha; una comedia romántica muy personal.

En ella nos topamos con Violette (Delpy), sofisticada parisina de vacaciones en el sur de Francia. Allí conoce a Jean-René (Dany Boon), un informático apasionado y un poco freak. Por supuesto, terminan enamorándose el uno de la otra y una vez terminadas las vacaciones, Jean-René no tarda en reunirse con ella en París. Sin embargo, las diferencias sociales y el posesivo y celoso hijo de 19 años de Violette no le ponen las cosas fáciles a la pareja.

La casa de verano

En una lista de películas francesas para el verano no podía faltar una reunión de fin de semana de amigos y familiares. Les Estivants es la multipremiada comedia que estrenó la directora y actriz Valeria Bruni-Tedeschi en 2018. Con un guión excesivo, estridente e hilarante, la cineasta se ríe de ella misma y de su familia en esta entretenida autoparodia sin complejos.

De nuevo con la Costa Azul como escenario, conocemos a Anna (Bruni-Tedeschi) que llega a una idílica casa junto a su hija para descansar junto a sus seres queridos. Rodeada de ellos trata de recuperarse de su reciente ruptura sentimental mientras prepara el guión de su próxima película, perdiendo los nervios en sobremesas que se alargan y lidiando con sus demonios internos de una manera muy cómica.