En este artículo hablamos de…, ,

Hay muchas maneras de practicar francés fuera de clase y algunas no tienen por qué estar reñidas con el entretenimiento. Hoy os proponemos algunos títulos de series para aprender francés.

Después de recomendaros emisoras y podcasts en francés con los que practicar vuestras habilidades de escucha mientras os sumergís en temas de interés cultural, hemos pensado que el siguiente paso es hacer una inmersión en el mundo de las series para aprender francés.

Mucho más que puro entretenimiento

La ficción por capítulos está en alza: que levante la mano quien no haya dedicado más de un domingo a acampar en el sofá y ver una temporada completa (y hasta dos si los capítulos son cortos) de su serie favorita. No es de extrañar, ya que vivimos en pleno boom seriéfilo.

Sin embargo, desde el punto de vista del aprendizaje de idiomas las series pueden llegar a ser herramientas realmente útiles con las que desarrollar destrezas lingüísticas. Como nuestra intención es darte recursos con los que practicar francés, te proponemos que inviertas ese tiempo de ocio de manera productiva sin renunciar a la diversión y la evasión que proporciona ver series francófonas en versión original (y, si te gustan los retos, con subtítulos también en francés).

Extrafrench, la serie de iniciación perfecta (y gratuita)

Si todavía eres principiante y crees que puedes sentirte algo abrumado con esta propuesta, no te preocupes: tenemos el título perfecto para ti. Se trata de Extra French, una serie que gira alrededor de una premisa muy simple: dos amigas que comparten piso tienen un vecino llamado Nico, que está enamorado de Sacha mientras que Annie… está enamorada de Nico. Las cosas se ponen complicadas cuando Sam, un chico americano, irrumpe en sus vidas.

Esta comedia de situación con subtítulos en francés se puede ver cómodamente en Youtube y está diseñada para aprender el idioma. Sabemos que no se puede esperar de ella grandes interpretaciones o tramas profundas, pero resulta entretenida y tiene buenos golpes de humor lo que la convierte en la herramienta perfecta para practicar cuando te encuentras en el nivel A1 o A2.

Un gars, une fille. De vuelta al año 2000 en solo siete minutos.

Considerada una serie de culto en Francia entre 1999 y 2003, Un gars, une fille estaba protagonizada por el conocido actor Jean Dujardin y por la actriz Alexandra Lamy. La serie tuvo un éxito arrollador y conseguía reunir a 5 millones de espectadores cada día, es decir, a un tercio de las personas que veían televisión durante la franja horaria de su emisión.

Su formato influyó directamente en el boom que supuso. Consistía en episodios de 7 minutos de duración que representaban en clave de comedia la vida cotidiana y los conflictos de una pareja llamada Jean y Alex, apodados «Loulou» y «Chouchou”.

Muchos de sus episodios se encuentran en Youtube, por lo que se puede disfrutar de ella fácilmente activando los subtítulos automáticos en francés. En esta serie los personajes hablan mucho más rápido y los guiones son más elaborados, pero su breve duración la convierte en una serie apropiada para seguir aprendiendo y practicando francés en cualquier sitio una vez que hemos alcanzado el nivel B1 o B2.

Bref. Francés en capsulas de dos minutos.

De todas las series para aprender francés que os proponemos, puede que esta sea la que resulte más fácil de seguir debido a la duración de sus capítulos: de 2 a 3 minutos. Bref está en Youtube, lo que la convierte en un entretenimiento perfecto para consumir en el autobús, en una sala de espera, entre clase y clase o durante el desayuno.

Creada por Kyan Khojandi y Bruno Muschio, esta serie se estuvo emitiendo en Francia entre el 29 de agosto de 2011 y el 12 de julio de 2012 en Canal+. La idea desde la que parte no es nueva: un treintañero en paro que va pasando de un trabajo a otro intenta encontrar a la chica ideal yendo de fiesta en fiesta. A pesar de los clichés, es una serie inteligente e irónica con la que cultivar un vocabulario más informal y profundizar en el nivel avanzado.

Para aquellos que buscan series, series

Vale, lo reconocemos. Igual este tipo de formatos no son los que esperabas encontrar en un artículo en el que se recomiendan series. Hemos seleccionado los tres títulos anteriores porque son muy buenas opciones para estudiantes, pero también os dejamos a continuación algunas series francófonas que se encuentran actualmente en una de las plataformas de de televisión a la carta más populares: Netflix.

    • Plan Coeur (Amor ocasional) No hace demasiado tiempo, cuando se lanzó la primera temporada, os hablábamos de esta comedia romántica en nuestro blog. Si te gusta la ficción sobre enredos y malentendidos entre un grupo de amigos con sus idas y venidas amorosas incluidas, esta es tu serie.
    • Au service de la France (A very secret service). Viajamos a la década de los 60 cuando, en plena Guerra Fría, André Merlaux se une al servicio secreto francés y se enfrenta a enemigos extranjeros y burocráticos. Una comedia divertida que genera risas con facilidad.
    • Le Chalet. Cambiamos de registro. Sólo seis capítulos serán necesarios para que los protagonistas de esta miniserie se arrepientan de haber hecho una escapada a una cabaña perdida de los Alpes franceses. Encerrados en una trampa mortal, los secretos no tardarán en salir a la luz.

  • Osmosis (Ósmosis). Si por algo se ha decantado Netflix en los últimos años es por la ciencia ficción retrofuturista. Ambientada en París en un futuro cercano, la tecnología ha conquistado la última frontera: decodificar el amor verdadero. Indagando en los datos obtenidos de las mentes de los usuarios, la nueva aplicación para citas «Osmosis» es capaz de conseguir la pareja perfecta con un 100% de precisión, convirtiendo el concepto de alma gemela en una realidad.
  • Marseille. Protagonizada por nada que menos que el gran Gerard Depardieu, esta serie de 2 temporadas ha pasado sin pena ni gloria por España. Sin embargo, no es difícil engancharse a las intrigas y corrupciones del alcalde de Marsella (en la ficción, por supuesto) y a su ambicioso plan de construir un casino en el casco histórico de la Marina.
  • Zone Blanche (Zona Blanca). De entre las series para aprender francés que más se ven, los thrillers siempre están a la cabeza. Es el caso de esta historia ambientada en un pueblo belga, junto a un bosque tenebroso, donde una inspectora de policía y un fiscal recién llegado investigan la muerte de una mujer que encuentran colgada de un árbol.
  • El bosque. Todo lo que tenéis que saber de El bosque lo encontrareis en el artículo que le dedicamos hace un tiempo. Con sólo seis capítulos, esta serie francófona demuestra ser un elaborado artefacto de guión. Con los toques adecuados de artificio -los cliffhungers son marca de la casa-, pero sin regustos tramposos en los tramos finales.
  • Glacé. A lo largo de seis episodios, la producción cuenta la historia de un comandante que se ve obligado a investigar un caso en un lugar al que no hubiera querido volver: una recóndita aldea en los Pirineos de amargo recuerdo para el protagonista. A su lado contará con una agente local que le guiará a través de los nuevos secretos del pueblo.