En este artículo hablamos de… ,

Quedan pocos días para que dé comienzo uno de los festivales cinematográficos con mayor repercusión internacional. Pero no todo es glamour, aprovechamos la ocasión para repasar algunas de las anécdotas y curiosidades que han acontecido en la historia del Festival de Cannes.

La cuenta atrás está en marcha y la alfombra roja –que se cambia tres veces al día, por cierto– ya está lista para recibir a la crème de la crème del mundo del celuloide. Del 14 al 29 de mayo tendrá lugar la 72ª edición de Cannes y ya estamos impacientes por conocer los detalles. Setenta y dos años dan para muchas anécdotas y curiosidades de todo tipo. En Lien queremos homenajear a este emblemático festival compartiendo algunas de ellas con todos vosotros.

La primera edición

Fue en 1946 y, a pesar de las numerosas complicaciones con las que se toparon (incidentes técnicos, cortes de corriente, bovinas extraviadas o invertidas durante las proyecciones…), fue todo un éxito. Se creó con el fin de competir con la Mostra de Venecia que, por aquel entonces, hacía de aparato propagandístico de los regímenes fascistas italiano y alemán.

¡Cancelado hasta 4 veces!

El festival ha sido cancelado hasta en cuatro ocasiones: en 1939, por la guerra y en 1948 y 1950 por falta de presupuesto de la organización. Pero la vez más sonada ocurrió en 1968 y fue a causa de las célebres protestas estudiantiles.

Directores como Jean Luc-Godard o Francois Truffaut, entre otros, no entendían la frivolidad de celebrar el festival mientras cientos de jóvenes luchaban en las calles. Rechazaron participar en el evento tres días después de su comienzo hasta que consiguieron cancelarlo a base de colgarse de las pantallas e impedir así el visionado de las cintas.

Luis Buñuel paseando por Cannes. El director fue el primer español en ganar la Palma de Oro, una de las anécdotas de Cannes más relevantes.

Españoles laureados en Cannes

Luis Buñuel fue el primer cineasta español que consiguió la Palma de Oro en la historia del festival. Ocurrió en 1961 gracias Viridiana, una polémica cinta que contenía escenas que mostraban el despertar sexual de una monja y que Franco intentó retirar del festival. Se tuvo que contentar con prohibir su estreno en España, porque el director obtuvo todo el reconocimiento y respaldo internacional de la organización, prensa y crítica. El segundo realizador español en obtener el codiciado premio fue el cineasta catalán Juanjo Giménez con su cortometraje Timecode en 2016.

Hablando de españoles…

Nuestro director manchego favorito fue el primer cineasta patrio en presidir el jurado del festival en la edición de 2017. Almodóvar, que es un incondicional de La Croisette, ha competido cinco veces por la Palma de Oro sin que suene la flauta. ¿Será este su año con Dolor y gloria?

Aunque el director español que más veces ha optado al gran premio es Carlos Saura. Ha presentado hasta ocho cintas a competición sin éxito, en 1976 ganó el Gran Premio del Jurado, el segundo reconocimiento más importante del festival, con Cría cuervos.

Sofía Coppola, tercera mujer en ganar la palma de oro en la historia del festival de Cannes

Las cineastas ganadoras en Cannes

La primera mujer en obtener el preciado galardón fue la soviética Yuliya Solntseva en 1961, por el drama bélico The Story of the Flaming Years. Sólo hicieron falta tres décadas para que otra realizadora se alzara con la Palma de Oro: la directora neozelandesa Jane Campion con la magnífica película El piano. La tercera directora en conseguirlo, también años después, fue Sofia Coppola, que llegó a Cannes en 2017 con su drama histórico The Beguiled y triunfó.

¿Tacones? No gracias

En la edición de 2015 tuvo lugar una de las anécdotas más relevantes de la historia de Cannes. Un grupo de mujeres fueron expulsadas de la proyección de Carol, la cinta de Todd Haynes protagonizada por Cate Blanchett y Rooney Mara, por no llevar zapatos de tacón y romper con el código de indumentaria del festival. La polémica se hizo presente y numerosos medios y celebridades se hicieron eco de ella. Un año más tarde, Julia Roberts se presentó por primera vez en la alfombra roja francesa. Lo hizo descalza.

Aunque no es la única polémica en la historia del festival relacionada con la vestimenta de los asistentes. En 1960 el escritor norteamericano Henry Miller rehusó rotundamente llevar esmoquin, por lo que se le vetó durante el acto de inauguración.

La actriz Claudia Cardinale promocionando El gatopardo acompañada de un guepardo, una de las anécdotas de Cannes más curiosas

Animaladas

El reino animal también ha tenido sus momentos épicos entre las anécdotas de Cannes. En 1963 se presentaba a competición la película El Gatopardo del italiano Luchino Visconti. La actriz Claudia Cardinale, protagonista de la cinta, se tomó muy en serio la promoción de la película y se paseó por la Croisette con un bellísimo guepardo de carne y hueso.

Ya en la década de los 2000 tuvo lugar otro episodio relacionado con animales, aunque en esta ocasión mucho más desagradable. Los actores de la cinta británica 24 hours party people de Michael Winterbottom, protagonizaron un episodio realmente controvertido al utilizar palomas muertas como “armas” en una pelea. El grotesco desencuentro tuvo lugar en una playa privada del festival de la que, por supuesto, fueron expulsados.

Precisamente en ese mismo año, 2001, se creó el premio independiente Palm Dog (Palma del Perro) que reconoce -atentos- la mejor interpretación canina en una de las películas exhibidas dentro o fuera de la Sección Oficial a competición. Uggie, el perro que acompañaba al protagonista de The Artist, la cinta muda del oscarizado Michel Hazanavicius, fue el cánido laureado más famoso de todos.

¿Qué me pasa, doctor?

Si algo está claro en cuanto al estilo del realizador galo Gaspar Noé es que no destaca precisamente por hacer películas descafeinadas… En 2002 el director presentó Irreverisble en Cannes, una cinta protagonizada por la genial Monica Bellucci y Vincent Cassel que contiene secuencias con violencia sexual explícita capaces de herir la sensibilidad de los espectadores más curtidos. La proyección causó estragos y unas 250 personas abandonaron la sala. Algunas incluso tuvieron que ser atendidas por personal sanitario tras sufrir desmayos, vómitos y mareos.

Más recientemente, en 2016, la directora Julia Ducornau también le cortó el cuerpo al público al presentar su opera prima Crudo en la Semana de la Crítica de la 69ª edición del festival. Aunque, eso sí, los espectadores en Cannes resistieron mejor que los del Festival de Cine de Toronto, donde también se proyectó la cinta y un número considerable de personas perdieron el conocimiento ante tal carnicería.

La edición de 2019

Como decíamos al principio de este artículo, no queda mucho para poder disfrutar de una nueva edición del festival. Cannes 2019 está a la vuelta de la esquina y queremos saber qué cintas se presentan, cuáles resultarán premiadas y, sobre todo, cuando toque, queremos que las estrenen en nuestros cines habituales. Y es que, un festival de cine siempre es una buena noticia para la comunidad cinéfila.

¿Qué nuevas anécdotas están por llegar a Cannes? Estaremos muy atentos porque el cine nos encanta ¡pero el salseo también!